vuelta al cole

De nuevo, las vacaciones de verano llegan a su fin y septiembre trae consigo uno de los momentos más importantes del año: la vuelta al colegio. El reencuentro —o la primera vez de los que empiezan— con la mochila, los compañeros, el profesorado, las aulas… Un tiempo de nervios y expectativas al que hay que adaptarse poco a poco con nuevos horarios y hábitos, y mucha paciencia.

A continuación encontrarás algunos consejos para prepararse junto a lecturas recomendadas.

 

Consejos para preparar la vuelta al cole

  • Ajustar horarios:

Durante las vacaciones de verano, la hora de levantarse, las comidas, el baño o la hora de dormir se retrasan con respecto al resto del año, ya sea por la luz solar o porque no hay obligaciones. Con la vuelta a la rutina, necesitamos ajustar el horario de las comidas y, sobre todo, del sueño, por lo que conviene empezar al menos una semana antes de iniciar las clases. El objetivo es irse a la cama antes para madrugar, respetando las horas de descanso necesarias para rendir al día siguiente.

  • Seguir una dieta equilibrada:

Esta es una recomendación que deberíamos seguir durante todo el año, pero que solemos saltarnos en época estival. Picar entre horas, las bebidas azucaradas y los helados contra el calor, fritos o menús de comida rápida mientras viajamos…, son prácticas que debemos considerar excepcionales y retomar la ingesta de fruta, verdura, pescados y legumbres, principalmente. Conviene también explicar a los niños de la casa la importancia de desayunar de manera saludable para afrontar la jornada con energía.

  • Charlar sobre los retos y objetivos del nuevo curso escolar:

Cada niño y adolescente es un mundo. Mientras unos se mueren de ganas de volver a clase, otros rechazan, e incluso temen, el inicio de las clases. Es recomendable sentarse a hablar con nuestros hijos para compartir sus preocupaciones y estimularlos con vistas a afrontar un nuevo curso. La alegría del reencuentro con los compañeros y el profesorado, el deseo de aprender cosas nuevas e interesantes, así como la necesidad de superarse a uno mismo para ganar autoestima e independencia, son algunos de los puntos que podemos tratar en familia para comenzar el curso con actitud positiva.

  • Salir de compras juntos:

Es tiempo de libros de textos, cuadernos, carpetas, rotuladores, estuches, mochilas, y también de ropa y calzado nuevo para ir a clase. Anímalos a realizar las compras contigo, así se motivarán e ilusionarán desde antes de empezar.

  • Ordenar y preparar el material:

Si no lo habéis hecho ya, es hora de hacer sitio, retirando aquello del curso anterior que no se vaya a volver utilizar, y preparando los elementos del nuevo año escolar. Otra oportunidad para colaborar juntos, ya sea colgando la ropa del armario, personalizando y etiquetando el material u ordenando cajones y estanterías.

  • Visitar el cole o instituto:

Ya sea la primera vez o no, es bueno acercarse a conocer las instalaciones del colegio o instituto algunos días antes del comienzo oficial de las clases. Un simple paseo en familia puede ayudar, sobre todo a los de Primaria, a ver el lugar con ojos más seguros. Responder dudas y dialogar sobre el regreso a las aulas in situ, también.

  • Invitar a algún amigo a casa:

Pasar tiempo con amigos de clase, uno o dos días antes de coincidir en el cole, les ayudará a establecer lazos de confianza y a querer pasar más tiempo en compañía de otros.